Es el momento perfecto para que te vayas 

0
29

No sigas aquí si no quieres estarlo. Nadie te tiene atado, nadie te quiere aquí a la fuerza porque creo que soy lo suficientemente independiente para poder seguir sin ti. No te creas lo bastante importante al pensar que al alejarte de mí no me dejarás nada y no podré seguir viviendo porque a pesar de que me dejes yo seguiría viviendo, porque tú no eres el aire que respiro, porque no te necesito para que mi corazón siga latiendo.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Si no te has ido porque no quieres lastimarme, no te preocupes que lo has hecho ya con anterioridad. Me has lastimado y quizá te has podido dar cuenta a pesar de que has actuado disimulando que no lo sabes. Me has lastimado y has marcado mi corazón profundamente porque lamentablemente yo si me enamore de ti =, yo si hice todo lo posible para que supieras lo mucho que te amaba. Si, te amaba porque el amor que sentía por ti con el tiempo se apaga y me deja el hueco del espacio que un día perteneció a ti, perteneció a este amor que pensé que sería eterno y quizá pudo serlo, quizá con tu ayuda pudo crecer y encarnarse en mi alma y nunca desaparecer, nunca alejarse de mi pecho, pero no fue así. Puedes irte y debes hacerlo ahora que es el momento, ahora que ya te he podido ir arrancando de lo más profundo de mi corazón y mi mente. Ahora es el momento porque el rencor consume al amor, los recuerdos consumen los pensamientos y los sueños felices que creaba a tu lado. Todo desapareció, todo se fue junto contigo y creo que los huecos que han dejado en mí podrían ser llenados con todas esas cosas que importan y que aún puedo disfrutar en mi vida y dentro de mí.

Hay cosas que no puedo sacar de la noche a la mañana, pero hay otras que no valen la pena y que poco a poco se fueron consumiendo por la obscuridad que dejaste en mí, por ese sentimiento que se creo a base del amor, a base del dolor y la traición. Es el momento perfecto de que te vayas y no pierdas más tiempo, no me hagas perder más mi tiempo y aléjate lo más lejos que puedas de mí. No vuelvas, por favor si te vas a ir no vuelvas nunca más. No vuelvas porque debes entender que aquí no haces falta, quiero que entiendas que no eres indispensable para mí ni para mis sentidos. Que el amor así como llegó puede irse en el momento que yo lo decida, aunque debo reconocer que has aportado, que me has ayudado para que el amor que sentía por ti se consumiera para nunca más volver. Sino te vas a ir déjame ser yo quien lo haga porque ahora sé que no vale la pena seguir aquí estacionada en la nada. Si no eres tú quien se aleje lo seré yo y nunca volveré al infierno que has convertido lo que una vez hubo entre nosotros dos.