No regreses pidiendo otra oportunidad porque ya te di las suficientes

0
26

No pienses en regresar pidiendo una nueva oportunidad para poder estar a mi lado diciéndome que quieres regresar porque me amas, porque me extrañas y porque estas arrepentido de no aprovechar el tiempo a mi lado, de no aprovechar todas esas oportunidades que te di en el pasado.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

No regreses porque las puertas están cerradas por fin. Las puertas de mi corazón se encuentran cerradas para ti y no pienso abrirlas nunca más. No pienso abrirlas porque estoy cansada de ti, de tus mentiras, de todas esas excusas con las cuales me engañabas para darte de nuevo un chance de cambiar. En cada una de tus disculpas se encontraba la promesa de que cambiaría todo para bien, que ya no eras el mismo y que no volverías a lastimarme, pero al final de cuentas seguías siendo el mismo mentiroso de antes, el mismo hombre que no estaba dispuesto a valorarme como su mujer porque sabía que estaría siempre ahí para él. Tu confiesa se elevo a los cielos y preferiste descuidarme pensando que jamás te dejaría, que jamás me alejaría de ti y que siempre serías el amor de mi vida. Pero te tengo una mala noticia, al final de cuentas las cosas si cambiaron y cambiaron para bien, pero en esta ocasión no fue gracias a ti y no fuiste tu quien cambio, fui yo. Cambie y ya no pienso igual como hace un tiempo, ahora me valoro yo misma y no espero que nadie lo haga. Ahora sé lo que quiero y sé a donde quiero ir.

Ahora la que quiere alejarse soy yo, ahora la que ya no quiere nada entre nosotros dos soy yo y no pienso cambiar la idea porque con esto puedo demostrarte al fin que nadie es indispensable en esta vida y que así como te encontré a ti encontraré a alguien que me valore y que me dé lo que en verdad merezco. No te quiero más en mi vida sino que te quiero lo más lejos posible de mí. Te quiero tan lejos que puedas perderte y nunca más encontrar el camino para llegar a mí. Ya no quiero que pretendas regresar y me demuestres de nuevo la falsedad del supuesto arrepentimiento que hay en tu corazón de fallarme de nuevo. Esta vez hablo en serio y ésta vez no seré yo quien te abra los brazos como si nada hubiera pasado, como si no hubieras partido mi corazón en mil pedazos. Sé que quizá te sorprenda ver esta nueva versión de mí, ésta mujer fuerte y dispuesta a perderte porque sabe que es lo mejor, porque sabe que es mejor soportar el dolor que perder su dignidad a tu lado aceptando cada vez quieras volver para volver a lastimar. Estas escuchando a una mujer que se encuentra cansada de recibir los golpes de las ilusiones que murmurabas en sus oídos, que esta cansada de esperar el cambio y el momento en el que te des cuenta del valor que tengo. Aléjate de mí y no vuelvas nunca más