Ya no quiero seguir siendo el segundo lugar. No seré plato de segunda mesa

0
45

No quiero volver a estar en la lista de espera para la oportunidad de estar a lado de alguien quien me importa. Estoy cansada de que no puedan ver mis capacidades y siempre ser comparada con alguien más, pero más cansada estoy de que ese alguien más siempre triunfe sobre mí. No quiero volver a sentir esa humillación que se siente cuando te colocan en segundo lugar, cuando eres la diversión y el último recurso.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

No quiero que vuelvan a lastimarme colocándome por debajo de alguien más. Quiero ser lo suficientemente fuerte para que no vuelvan a partir mi corazón en dos al no darme el valor que en verdad merezco. Ya no quiero estar sentada esperando que alguien sea capaz de mirarme, ya no quiero estar sentada esperando conocer el verdadero amor. Creo que es un buen momento para ocultar mis debilidades y nunca más volver abrir el corazón hacía una persona para que nadie más vuelva aprovechare de saber lo que siento por ellos, para que nadie más pueda burlarse al rechazarme o al contrario sentirse mal por azotarme la puerta de entrada a su corazón.

Es duro sentir la burla tan cerca y tan hiriente como la comparación con un igual. Duele saber que estás en su mente pero ella lo está primero, siempre estará ella primero, antes que tú. Sé que estamos en un lugar donde la vida parece ser injusta, donde la vida cada día te apuñala sin darte cuenta. Estoy consiente que en este mundo uno tiene que aprender a caminar con calma y paso firme porque podremos encontrarnos con este tipo de situaciones por donde quiera que andemos; estoy consiente de todo esto, pero también entristece mi alma porque el cansancio poco a poco se apodera de mí y me muestra que el darse por vencido es la mejor solución para el desamor.

Pero no todo debe estar perdido, porque no debemos olvidar que siempre habrá una luz al final del túnel y al encontrarla podremos comprender por todo esto que estamos pasando, por todo el dolor que nos han hecho pasar y el segundo lugar se convertirá en el primero, quizá no será con esa persona que en este momento amamos infinitamente, pero en esa misma luz, en ese mismo espacio estará la persona que nos podrá considerar como su único y número uno en su vida. Debemos esperar, esperar a que el tiempo sane todas las heridas y nos enseñe por el camino que la vida tiene para nosotros. Debemos agradecerle a las pruebas que hemos pasado porque son ellas quienes han forjado el carácter, son ellas quienes nos han hecho entender que no es bueno que nos coloquen como una segunda opción, como un premio de consolación. Es momento que una mujer no permita que se le coloque en una lista y que comprenda que el amor jamás se comparará, que la persona que quiera estar verdaderamente a tu lado jamás te comparará con nadie más porque para esa persona no tendrá comparación la persona de la cual está enamorado.