Me quedo contigo, porque aun en nuestros peores ratos, sigues siendo una de las mejores cosas que podría pasarme.

0
58

Van pasando los días como las hojas de un libro, cada vez nuestra historia tiene más y más contenido, cada vez son más las horas que hemos compartido juntos, las alegrías y también los malos momentos, ahora sé que te conozco y me conoces bien, creo que hemos sido capaces de encontrar un cierto equilibrio, una relación en donde sabemos que hacer en cada momento y hasta donde podemos llegar con el otro.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

No voy a negar lo molesta que estoy, quizás sea porque mientras más se espera de alguien, o mientras más te conoce alguien, esperas mucho más de él, y puedo decir con certeza que eres la persona en el mundo que me conoce mejor, no sé si lo has hecho solo para molestarme, si ha sido con toda la intención, pensar en esa posibilidad hace que me hierba la sangre, hace que me llene de cólera, y por alguna razón cuando estoy molesta busco pretextos para enojarme más, como si la razón inicial no fuera suficiente, trato de echarle más leña al fuego.

Vine corriendo a buscar mi maleta, comencé a empacar rápidamente, procurando no darle tiempo a mi cabeza de pensar, quería que mi corazón aprovechara este momento en el que me secuestro, y no dejar espacio a mi mente para reflexionar sobre lo que estaba haciendo, algo me decía en mi interior que estaba a punto de arrepentirme de lo que estaba haciendo, pero por alguna causa quería hacerlo de cualquier manera, era más bien como un acto de berrinche, como una reacción kamikaze en la que lo castigaría a él, sin importar que en el proceso tuviera que inmolarme.

Pero al comenzar a echar cosas a la maleta vi esa camisa sobre la cual derramaste tu helado de chocolate y después “para excusarte” comenzaste a comerlo de mí, nunca había visto tal demostración de locura, de despreocupación, y al mismo tiempo me causo ternura y sensualidad, paso lo inevitable, mi mente comenzó a dispararme todas esas imágenes de aquellos momentos más sobresalientes de nuestra relación y después comprendí que incluso los días normales donde se puede decir que “nada sobresaliente pasa” eran maravillosos, me di cuenta que cada día contigo ha sido parte de esta aventura hermosa.

Cada momento contigo es memorable, incluso en nuestros peores días, nuestros peores momentos realmente no son tan malos, comparados con un día normal o un día incluso feliz antes de estar a tu lado, me quedo contigo, porque incluso nuestros peores momentos son lo mejor que podría pasarme.

Autor: Sunky