Cuando se elige a alguien, se renuncia al resto.

0
77

Debo decir que llegaste a mi vida en el momento correcto, en el momento en que no necesitaba de nadie, en ese momento en el que se tiene la fuerza para estar sola, la felicidad proviene de uno mismo y donde la autoestima te permite decir lo que realmente piensas.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

No buscaba a nadie, y en ese momento llegaste a mí, tratando a toda costa de llamar mi atención, utilizando frases trilladas de amor, pero que de alguna manera te daban un toque de inocencia, a veces con tal de hacerme reír te convertías en un payaso o un mimo, y debo aceptar que muchas veces me reí solo por compromiso, para que dejaras de hacer el ridículo en frente de los demás.

Pero me gustaba que no te detuvieras ante nada, que sintieras que todo estaba a tu favor, que lo intentaras mil veces sin descanso, sin conformarte con un “ahora no”, pensé que eras un buen partido por esa cualidad tuya de no darte por vencido, por más veces que intente ahuyentarte, parecía que mientras más te ignoraba, y te rechazaba, más fuerzas tenías para continuar con tu intento de cautivarme.

Y como dice mi abuela, “tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe”, llego un momento en que decidí darte una oportunidad, debo aceptar que me la pase bien las pocas veces que salimos juntos, pero desde el inicio me di cuenta que había algo que intentabas decirme, algo que no encontrabas como, y fue hasta que yo te presione cuando tomaste el valor para pedirme que nuestra relación fuera sin compromisos, que querías ser libre, libre para “amarme” mientras “amabas a algunas más”.

Lamento que después de lo mucho que te esforzaste para llamar mi atención, después del tiempo que te tomo poder estar frente a mí, vengas hoy a echarlo todo a perder, pero al menos debo agradecerte tu sinceridad al decirme tus verdaderas intenciones, solo debo decirte que tus palabras están mal utilizadas, pues donde decías “te quiero” debiste decir “te deseo”, donde decías “quiero estar contigo” debiste decir “también quiero estar contigo”, donde dijiste “te amo” ahí sí que te equivocaste por completo, pues no tienes ni la más vaga idea de lo que significa amar.

A mi manera de ver la vida, cuando se elige a alguien, se renuncia al resto, de lo contrario no existe un interés de verdad, sé que últimamente se usa mucho eso, de las relaciones con libertad, yo no estoy en contra de ser libre mientras se ama, ser libre de seguir soñando, de buscar tus propias metas con la compañía del amado, de ganarse cada día el derecho de permanecer a su lado, pero el concepto de “libertad” que tu manejas está mal empleado, lo que tú quieres es “libertinaje”, nada más alejado de la libertad.

Libertad es amar al otro conservando la propia individualidad, libertinaje es comportarse egoístamente sin pensar en los demás, sin importar el daño emocional que esto pueda causar, es acostarse con quien se te ponga enfrente como si fueras un animal, como si no existieran emociones, o capacidad para razonar, como si no existiera el amor propio que nos hace sabernos dignos de ser amados y respetados por nuestra pareja.

Llegaste en el momento indicado a mi vida, en el momento en que no dudo ni un instante en decirte que “NO”.

Autor: Sunky