Ahora solo soy yo. No necesito de nadie para construir un mejor futuro

0
51

 

Ahora solo soy yo, nadie más, solo yo. Ahora sé que no necesito de nadie para construir un camino hacía un mejor futuro. Sé que es momento de seguir adelante a pesar de cada una las pruebas, tropiezos y situaciones difíciles que se van presentando día con día en mi vida. He superado ya varias situaciones que estuvieron a punto de llevarme hacía un oasis de dolor pero pude detenerme a tiempo.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Ahora al encontrarme a solas conmigo misma pude darme cuenta lo fuerte que soy y la debilidad solo puede tocarme en los momentos más vulnerables que han sido cuando estoy a tu lado. Descubrí que nadie es indispensable en la vida de nadie porque las personas se alejan cuando más les conviene, porque los humanos no somos capaces de colocar nuestra mirada en las necesidades de los demás, en sus sentimientos antes de los nuestros. Me di cuenta que no vale la pena esperar por nadie en este mundo que algún día comprará facturas de todo lo que hiciste por tu cuenta, de un mundo que no tomará en cuenta en tu vida a todas esas personas que un día llegaron de la misma manera como se fueron. Descubrí que las personas desaparecen cuando menos te das cuenta, que las personas llegan y se van como un ciclo que jamás terminará. Algunas de ellas dejan huella en tu vida y que esa huella rampas podrá ser remplazada. Algunas otras llegan, se van y vuelven porque quizá estaban destinadas para estar a tu lado, pero cabe la posibilidad de que vuelvan a alejarse en cualquier momento; con esto quiero decir que la presencia de nadie es segura en nuestras vidas, así que ¿para que depender de las personas que están a nuestro lado?

En cualquier momento la vida te muestra la soledad y muchas de las veces llega en los momentos más difíciles o así no lo hace ver. Pero al final de cuentas debemos aprender a ver la soledad como un hecho existencial en la vida de cada humano que habita este planeta tan vago. Debemos aprender que las personas no están ahí para nosotros cada vez que las necesitemos; que no depende de ellas el hacer o no hacer; que no depende de ellas nuestras decisiones, triunfos y tropiezos. Debemos aprender que en este mundo la vida se lleva en soledad a pesar de que existan millones de personas a nuestro lado, que la vida se lleva con calma siempre viendo al final por nosotros mismos porque el sistema del hombre de eso depende. No depende de nosotros el que la otra persona esté a nuestro lado a pesar de las pruebas, a pesar de los todos esos malos momentos en los que la vida nos hace enfrentarnos sin habernos preparado antes. La vida se aprende por las experiencias a pesar de que no quieras vivirlas. La vida no te da la oportunidad de elegir cuales serán tus problemas y como debes solucionarlos, la vida pasa y te lleva por el camino por el que se va topando. La vida es tuya y es por eso que debes vivirla a tu manera sin depender de nadie, sin sentir la necesidad de pasarla a lado de alguna persona a pesar de que no valgas nada para ella. Debemos tener dignidad al caminar por esta vida llena de sorpresas y decepciones.

Es el momento de decidir caminar a solas y comprender que las personas algún día se irán…