Se compra lo que tiene precio, lo que tiene valor se conquista.

0
61

De verdad agradezco los obsequios que me has dado, sé que a tu manera te estas esforzado por tenerme bien, pero debo decirte que te esfuerzas mal, si bien los obsequios que me has dado han sido bonitos, no me hacen tanta falta como tu compañía, agradecería más una tarde a solas, que esa comida en un restaurante, y preferiría tenerte tomando mi mano que el brazalete que me diste, yo sé que tú crees que tus obsequios son detalles, pero a pesar de ser bonitos carecen de tu presencia y el negarme la posibilidad de compartirlos contigo los convierte en objetos vacíos y sin historia.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Te has convertido en un hombre calculador, trabajas más de lo que vives, y siento que en algún momento haz perdido el rumbo correcto, ¿recuerdas aquel gorro de paja que me compraste cuando fuimos a la playa? Aquel que estropeaste al usarlo de soplador para avivar esa fogata que nunca llego a arder y que solo fue un cumulo de humo que se metió en la casa de campaña y apesto toda nuestra ropa, ese sombrero lo tengo guardado entre los más preciosos de mis objetos, porque cada vez que lo veo me cuenta la historia de lo que vivimos aquel día, y me hace recordar el olor a ahumado con el que nos amamos cobijados solo con la luz de las estrellas.

Te amo, pero tiene mucho tiempo que me has dejado de conquistar, tiene mucho tiempo que intentas comprarme con obsequios, cada vez que no cumples con alguna de tus promesas o cuando no llegas a la cena porque te quedaste trabajando de más, no quieras ponerme a la par de un obsequio más que puedes comprar, soy una mujer que quiere vivir y disfrutar no de tu dinero si no de ti, pues entre todas las cosas que me das, no hay alguna que me quite este vacío y esta soledad.

El dinero sin lugar a dudas facilita mucho la vida, pero aunque suene trillado no lo es todo, una vez cubiertas las necesidades básicas, (comida, vestir, medicamentos, vacaciones) deja de ser un factor fundamental en la felicidad, hay muchos estudios que demuestran el hecho de que ganar más no hace más felices a la personas, simplemente incrementa el poder adquisitivo para comprar lo que uno quiere o haga falta, pero hay cosas que no puedes comprar con el dinero, hay experiencias, satisfacciones y personas que tienen que conquistarse por cuenta propia o definitivamente carecerán de sentido.

Olvídate de todo lo que el dinero implica y descubre de nuevo la forma en que me conquistaste cuando solo teníamos lo justo, conquístame nuevo, porque si tengo que elegir entre tener dinero de sobra o tenerte, prefiero mil veces tenerte a ti.

 

Autor: Sunky