Qué bonito es estar loca y andar suelta.

0
110

Estoy maravillada con la cantidad enorme de matices que hay en la forma de pensar, desgraciadamente muchas personas opacan su verdadera personalidad por pertenecer a un género en específico, o por cumplir con el estereotipo de aquella mujer u hombre perfecto, los humanos somos todos menos perfectos, y desde ahí está el primer error, cada persona tiene características específicas, cada persona es especial y condimenta el mundo con un nuevo sabor, un sabor que nadie más que ella es capaz de ofrecer, y aun así siguen devaluándose tratándose de parecerse a este o a aquel.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Esta pradera a la que todos pertenecemos se pinta de colores y variedades gracias a nuestra misma naturaleza, cada uno somos una flor distinta, algunas con un aroma exquisito, otros con un color asombroso, y otros con una singularidad tan extraña y única que de verdad llaman la atención, pero muchos pretenden ser rosas, se quitan sus pétalos de colores para comprarse artificiales pétalos de color rosado, ocultan su fragancia real y se someten a todos los cambios necesarios para oler igual o parecido a esas rosas, y con todos estos cambios nuestra pradera pierde su diversidad, su colorido, su abundancia de fragancias, su autenticidad, para tornarse en un rojo / rosa aburrido que ya a nadie impresiona, que ya no dice nada.

Yo soy una rebelde en ese sentido, soy una mujer a la que muchos definen como loca, porque no trato de ajustarme a ningún estándar, porque me muestro tal cual soy, porque aunque con tacto siempre digo lo que pienso, porque no preocupo por encajar en la imagen de la mujer perfecta, conozco mis virtudes y mis defectos, y si bien sé que tengo que trabajar en algunas áreas de mi persona, nunca ha sido mi objetivo convertirme en la mujer perfecta de nadie, vivo re-descubriéndome a mí misma, me preocupo más porque mi conciencia este libre, que por lo que puedan opinar los demás de mí.

Si también existen mujeres que son excelentes conductoras, que aman el sexo, que guardan silencio durante las películas, que no buscan el dinero de un hombre y que siempre dicen lo que piensan, el mundo a catalogado como locos a las personas que como yo se niegan a enmudecerse ante las oleadas de zombis que solo buscan parecerse más a alguien que muchas veces ni siquiera vale la pena, yo amo a la gente “loca” a todos aquellos que tienen el valor de mostrarse tal cual son, que se saben valiosos y que no se someten ante nada ni nadie.

Si estoy loca está muy bien, me encanta estar loca y andar suelta, suelta para amar, para decir lo que pienso, para compartir mi existencia con aquellos que la sepan apreciar.

Autor: Sunky