¡Arriésgate!, porque todo lo bueno comienza con un poco de miedo.

0
81

El otro día estaba ante la situación en que muchas veces me he visto: decidir arriesgarme a hacer algo de lo que no estaba completamente segura de como terminaría o seguir con mi vida plana y llena de seguridad, en donde nada cambia, en donde todo es conocido para mí.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Finalmente terminé por tomar la decisión más obvia: no lo hice, me fui a mi casa pensando en la razón por la cual casi siempre termino huyendo de las “oportunidades” de experimentar algo nuevo, terminé examinando mis momentos similares en el pasado y me di cuenta que casi siempre reacciono de la misma forma: huyo y trato de no pensar más sobre eso.

Pero en esta ocasión hubo algo distinto, no podía quitar de mi mente la pregunta ¿Por qué no me gusta arriesgarme?, me la hice mil y una veces tratando de convencerme que era lo correcto, pero a final de cuentas no pude hacerlo, así que regrese de donde había huido y afronte el miedo de aquello desconocido para mí, felizmente me la pasé muy bien, me sentí hasta cierto punto realizada por haber sido capaz de vencer mi mentalidad negativa que me había arrastrado hasta ese momento privándome de nuevas experiencias y retos.

Son muchas las veces en las que me he arrepentido, en las que me hubiera gustado poder regresar al pasado y cambiar aquel momento en el que no tuve el valor para hacer lo que realmente deseaba, si repaso todos y cada uno de esos momentos en los que me he arrepentido de como actué puedo llegar a la conclusión que son más las ocasiones en las que no actué, que en las que me equivoque.

Desgraciadamente no existe una maquina con la que podamos regresar y hacer las cosas diferentes, así que he tomado la decisión de arriesgarme siempre, prefiero arrepentirme de lo que hice y no de lo que dejé de hacer, por un miedo muchas veces mal fundamentado, o por enfrentarme a algo nuevo y desconocido, donde el desenlace no está claro, pero al mismo tiempo eso lo hace excitante y divertido.

La próxima vez que me vea paralizada por el miedo recordaré esto que ahora estoy pensando, y me diré a mí misma “valor amiga, que de lo desconocido vienen muchas cosas buenas”, o al menos nuevas que te hacen salir de la rutina, que te hacen tener una historia nueva para contar, que te hacen descubrir un poco de ti que aún estaba en la obscuridad.

Autor: Sunky