Si eres valiente para decir adiós, la vida te recompensará con un nuevo hola.

0
61

Recogida en mi habitación, cabizbaja, pensativa, le daba mil vueltas al asunto, tratando de encontrar un argumento convincente para quedarme, pero no encontré más que excusas para mantener esta relación que de sobra sabía no era lo que yo buscaba, por un momento me despoje de mis dudas y tome acción, terminé con él, y aun que casi me partía en pedazos en ese momento, aunque casi digo que sí cuando me pidió que me quedara de nuevo y le diera una oportunidad más, pude mantenerme firme en lo que había reflexionado por tanto tiempo y decidí no dar un paso atrás.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Me sentía horrorizada por encontrarme de nuevo en este mundo del que parecía que no supera nada, al que sentía que no pertenecía, no tenía nada planeado además de terminar con mi antigua relación, simplemente solo quería alejarme y preferentemente estar sola por mucho tiempo hasta sanar mis heridas por completo, hasta limpiarme esa escoria que mi antiguo amor me dejo.

Pero la vida siempre nos sorprende, y parece que cuando menos buscas, es cuando las cosas solas se dan, llegó a mi vida alguien completamente diferente, alguien tan radiante que parecía mentira que se pudiera fijar en mí, yo con mi autoestima a la altura del suelo no podía creer que su interés fuera genuino en mí, hice todo lo que pude por ahuyentarlo, pero mientras más trataba de alejarlo, más se acercaba a mí, no podía evitar sentir admiración por su manera tan alegre y simplista de ver la vida, por su objetividad, por su carisma.

En un momento sin darme cuenta, aun que mis labios permanecían cerrados, mi corazón se abrió y le dijo que sí, mis ojos se llenaron de un brillo nuevo, mis sueños renacieron con un nuevo personaje principal, mis mejillas se tornaban en ocaso cuando él me hablaba, y mis brazos como pétalos se abrieron para sentir lo cálido de su abrazo, de su cuerpo, podía sentir su corazón agitado de la emoción por abrazarme y en un instante mi corazón y el suyo bailaron una danza en el mismo compás, finalmente mis labios se abrieron para recibir los suyos y me rendí por completo a lo bello del momento.

Sinceramente no esperaba mucho de él, desde que comenzamos a salir juntos día a día estuve esperando que me dijera que se iría, pero eso no pasó, no sé en qué momento se ganó mi entera confianza, no puedo ni siquiera entender como fue la transición, de mi antiguo compañero, a este entero sueño de amor, solo sé que estoy despierta porque el mismo en ocasiones pellizca mis mejillas y es hora que no puedo despertar, de este trance tan hermoso que si bien no aproveche a disfrutar enteramente desde un principio, hoy quiero vivirlo de la manera más intensa.

Si eres valiente para decir adiós, la vida te recompensará con un nuevo hola, y quizás se tenga la suerte de que este nuevo hola dure para siempre.

Autor: Sunky