Llega navidad y yo sin ti.

0
263

La alegría está en su mejor momento, todos estamos haciendo los preparativos para esta navidad, vamos de compras y nos ponemos esa ropa tan linda que no se puede usar en tiempos de calor, los villancicos se escuchan por todas partes, las luces de colores, los adornos, ¡es imposible no notar que ya llega la navidad ¡.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

A pesar de que todo parece perfecto, me siento incompleta, siento un hueco enorme que no puedo llenar, y es que, aunque sé que la vida es así, y que, así como se recibe a las personas también toca algunas veces decir adiós, en estas fechas me cuesta mucho no recordarte, tengo pequeños flashes del pasado, de otras navidades en las que estabas aquí, de ese abrazo enorme que dabas a todos, incluyéndome, de cómo mejorabas en mucho el ambiente feliz de la navidad.

No quiero arruinarlo todo, no quiero ponerme triste, pero me resulta inevitable, hay un llanto seco que corre por mi mejilla, hay un dolor en el pecho, hay palabras que se atoran en mi garganta y quiero contenerme pero ya no puedo, tengo que decirlo, ¡Me haces mucha falta¡, ¡la navidad no es lo mismo sin ti¡, me gustaría que estuvieras aquí, ocupando ese enorme lugar que quedo vacío y que nadie puede llenar , compartiendo la cena, ayudándome a elegir lo que me convenía vestir, y para colmo como puñalada en el pecho escucho entre las canciones una que se llama “Llega navidad y yo sin ti”, que destino tan imprudente el que me pone esa frase en la mente, aunque la letra de la canción no corresponde en todo a lo que yo siento, la simple frase del coro me abre una herida que nunca sanó.

Y es que toda la navidad te trae a mi mente, desde acomodar el árbol de navidad, la fogata, el brindis, los regalos y la unión familiar.

Toca hacerse el fuerte una vez más, debo reconfortarme con el hecho de saber que me amaste, que tuve la fortuna de conocerte, de aprender de ti, de compartir tantas cosas juntos, fuiste siempre in impulso para todos los que te rodeábamos, no voy a decir que carecías de errores o defectos, pero a pesar de ser una persona, eras y sigues siendo para mí alguien muy especial.

Pueden pasar 100 años y si aún sigo aquí segura estoy que siempre te voy a recordar, por lo impórtante que eres, por lo mucho que aun te quiero y, sobre todo, siempre te recordaré y diré lo mismo que hoy !Como haces falta en esta navidad¡.

 

Autor: Sunky