Si deseas enamorar una verdadera mujer, primero debes ser un hombre de verdad.

0
223

Es fácil pedirle al cielo que te mande una persona con tales y otras características, pero pocas veces las personas se ponen a pensar si están en condiciones de ofrecer lo mismo que piden, las personas siempre van a incluir por ejemplo en la lista de cualidades de la pareja que buscan la fidelidad, pero ellos mismos no están dispuestos a ser fieles, por eso mismo te digo, que tienes que estar a la altura de lo que pides.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Si de verdad deseas tener una mujer valiente, sincera, fiel, cariñosa, en otras palabras, una mujer verdadera, primero debes ser un hombre de verdad, un hombre preocupado por su mujer antes que cualquier otra cosa, que su felicidad esté atada a la de su mujer, que cuando la vea un poco triste o alejada, la tome la llene de besos y le haga hablar sobre aquello que la aqueja, sobre lo que está molestándole o haciéndole pasar mal.

Si deseas una mujer inteligente para después querer callarla, o peor aún intentar engañarla con argumentos estúpidos o mentiras vagamente planeadas, algo estás haciendo mal, si lo que deseas es tener solo un ama de casa, contrata una y te será más viable, pues no sacrificarás tu libertad, las mujeres somos mucho más que meras trabajadoras del hogar, somos inteligentes, tiernas, cariñosas, atrevidas, locas, llenas de fantasías, con ganas de viajar, de conocer, de experimentar, y si quieres una mujer verdadera, debes atender esas necesidades en la medida de los posibilidades.

Hay muchas en el mundo que se conforman con lo que sea, con el simple hecho de que les den la quincena, que no hablan, que no opinan, que nunca te llevaran la contraría, puedes hacer feliz fácilmente a una de ellas, “no te lo compliques si no estás seguro de que valgo la pena”, porque yo no soy como ellas.

Pero si insistes en que quieres estar conmigo, te aseguro dos cosas: La primera es que tenerme a tu lado representará un trabajo de tiempo completo, será todo un reto en verdad, no podrás engañarme, ni someterme, ni su bajarme; La segunda es que será la experiencia más increíble de tu vida, porque en la medida que te exijo te daré, incluso un poco más, por qué haré mi meta más importante preocuparme por tu felicidad, te apoyaré en todos nuestros planes, te prometo que nunca te sentirás solo, porque nada solo tendrás que enfrentar, seremos verdaderos amantes, igualmente importantes, enfocados solo en amarnos y en la felicidad del otro, seremos hombre y mujer de verdad.

Autor: Sunky