Los sueños suelen traicionar aún más que la realidad

0
117

En los sueños se encierran todo aquello que no podemos tener pero que anhelamos con todas las fuerzas, eso que esta dentro del corazón que no puede estar sobre nuestras manos, todo eso que se encuentra tan lejos de nosotros. Los sueños son esas ilusiones que en ocaciones suelen provocar aún más el deseo de todo eso que no nos pertenece, pueden llegar a provocar hasta desesperación por no conseguirlo, por no poder atraparlo.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

¿Por qué los sueños suelen traicionar? Los sueños son creados por nuestro propio subconsciente, por esa persona que vive escondida dentro de nosotros, por nuestro otro yo. Esa persona extranjera que tenemos dentro de nuestra cabeza una de sus cualidades es no razonar, en no pensar en lo que esta a punto de concebir. Él solo se preocupa de los propios deseos sin visualizar ningún tipo de consecuencia; él solo piensa en sí mismo, es egoísta y no le importa lo que pueda o no ocasionar. Los sueños pueden traicionar porque pueden persuadirte, aconsejarte sin pensar en lo pudiera pasar si dejará de ser un sueño para convertirse en una realidad.

‘Ten cuidado con lo que deseas’, ¿recuerdas esa frase que tal vez llegaron a mencionarte en alguna ocasión? Esta frase puede hablar por sí sola cuando me refiero a que tus sueños pueden llegar a traicionar, pueden llegar a pintar un mundo en rosa pero jamás te mencionan que el color puede desvanecerse y convertirse en blanco y negro, puede opacarse junto contigo. No dejes ir este dicho y hazlo tuyo, recuérdalo cada vez que comiences a soñar en algo, cada vez que comiences a desear algo que tal vez es inalcanzable porque por algo se encuentra lejos de ti, porque tal vez es ahí donde pertenece, porque tal vez cerca de ti puede causarte daño, puede atravesarte el corazón cuando menos te des cuenta, así que ¿para que intentarlo? Mejor, deja que las cosas que lleguen como tengan que llegar, no las obligues a acercarse porque pueden ser contraproducentes para ti. Piensa antes de desear lo que se encuentra tan lejos de ti.

No te culpes por no obtener lo que en verdad deseas en el corazón, no debes culparte porque no está en ti, porque nadie puede mover la tierra en su propio eje; porque uno no puede decir al sol cuando debe ocultarse; porque no tenemos el poder de detener el tiempo y manejarlo a nuestro antojo; porque simplemente recuerda que no tenemos ni siquiera el dominio de nosotros mismos, ¿cuántas veces has tratado de detener ese sentimiento que está dentro de tu corazón y no has podido? Todos queremos la cura del corazón y todos buscamos esa fuente que podría darnos vida eterna, pero no hemos sido ni seremos capaces de hacerlo.

No olvides de ser tú quien domine tus sueños e ilusiones; no olvides que tus sueños e ilusiones solo existen en tu mente gracias a esa persona que vive dentro de ti, que se alimenta de tus experiencias, de tus miedos, de tus sentimientos y deseos, que se aprovechan de tus debilidades para mostrarte un mundo alejado de tu realidad, que aumenta aún más de los deseos que no pueden mezclarse en la realidad.