Dime como pude llegar a amarte tanto sabiendo que no lo merecías

0
154

Ahora que ya todo termino es el momento para darme cuanta cuanto fue que te ame sin tener una sola razón que valiera la pena. Ahora entiendo que amé a una persona que nunca lo mereció, que nunca debí amar.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

¿Puedes explicarme por qué seguí amándote con la misma intensidad aunque las sospechas eran advertencias que me demostraban quién eras en realidad? ¿puedes hacerlo? Hazlo, porque ni siquiera yo misma puedo explicarme el motivo del por qué lo hice. No puedo seguir viendo de reojo y con indiferencia todo lo que ya sé de ti, todo lo que te rodea y lo que se encuentra dentro de ti. No puedo seguir engañándome pensando que algún día cambiarás, pensando que la vida me recomenzará haciéndote entrar en razón, quitarte la venda que llevas bien puesta en tu rostro lleno de soberbia y ego. Ya no estoy dispuesta a ir detrás de ti porque no puedo gastar los pasos que me quedan, porque no puedo tirar como un desecho mi tiempo; no estoy dispuesta a seguir esperando un día que sé que jamás llegará.  Estoy dispuesta, si, muy dispuesta a alejarme lo más lejos posible de ti, a correr sin mirar atrás pensando en la vida que me queda por delante y tan lejos de ti. Correré con las fuerzas que ahora puedo sentir que recorren lentamente mi cuerpo desde el día en que pude ver; esas fuerzas que obtuve desde el día que la luz eliminó las tinieblas en las que me encontraba pensando que estaba en el lugar correcto, ahora sé que no era así.

No esperes más de mí; no esperes que vuelva porque no lo haré, porque fue suficiente ya para mí. No me busques porque no dejaré huella ni una pista en el camino. No pretendas conocerme y sacar tus propias conclusiones sobre mí porque no conoces lo que estoy dispuesta a hacer y hasta donde puedo llegar; no pretendas que sabes a donde me dirijo porque puedes ocasionarte una decepción al buscarme y que yo no esté ahí. No me persigas porque descubrí con el tiempo que yo soy más hábil que tú porque camino sin dejar ningún tipo de visaje o señal. No pierdas tu tiempo porque ya es demasiado tarde para restaurar lo que hubo alguna vez entre nosotros dos.

Tus palabras son ilusorias, no tienen sentido y se pudren al tocar el aire; no tienen validez porque todo lo que sembraste durante el pasado eso es lo que estas cosechando en el presente, así que, saca tus propias conclusiones. Ni siquiera el perdón tiene un lugar en mis odios porque pretendo olvidarte, porque pretendo excluir todo lo que algún día te involucró en mi vida y en mi corazón. El odio y la venganza son palabras llenas de vanidad y rencor, tienes suerte de que el rencor no lo conozca mi corazón; tienes suerte de que me encuentre rodeada de cosas y personas diferentes a ti, de personas que si valen la pena y llenan el vació que tú dejaste.