No le ruegues a nadie y aprende siempre a amarte a ti primero

0
81

¿Te has preguntado si realmente te amas? Si nunca te has hecho esta pregunta es el momento perfecto para que te preguntes si realmente te amas, si realmente te valoras.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

¿Son más las cualidades que los defectos que ves en ti? ¿Sabes que vales y que no cualquiera te merece? Estas dos preguntas son clave para comenzar a pensar si de verdad te valoras no solo como mujer, sino también como persona. Si tus respuestas anteriores fueron SI quiero felicitarte, pero si ambas o alguna de tu respuesta fue NO entonces te invito a seguir leyendo.

No existe la persona perfecta. Todos tenemos algo que no nos gusta de nosotros mismos, pero eso no quiere decir que es motivo para disminuir el valor que tengamos de nosotros, al contrario, debemos valorarnos más, debemos querernos con todo y nuestros defectos porque, si nosotros no sabemos valorar nuestros propios defectos ¿cómo quieres que alguien más lo haga? No busques a alguien que sepa quererte, aceptarte como eres, primero comienza por aceptarte a ti misma, valorar cada parte de ti, enamorarte y ser comprensiva contigo para poder después esperar por esa persona con la que todos soñamos, con una persona que nos ame y nos acepte como somos.

Tenemos que estar consiente del valor que tenemos, del valor que tienen todas las personas en la tierra. Tenemos que aprender a reconocer el valor que tenemos como personas y comenzar a creer que nadie tiene el derecho de lastimarte, manejarte a su antojo y mucho menos pisotearte. No es bueno el no valorarte pero tampoco el sobrevalorarte. No tenemos el derecho de dejarnos humillar por nadie, ni tampoco nadie tiene el derecho de humillar a nadie, todo es cuestión de encontrar un equilibrio. No dejes que nadie se valga de ti para subir su ego porque tú tienes el mismo valor que esa persona. No dejes que nadie juegue con tus sentimientos, antes bien debes encontrar la manera de demostrar lo que vales, debes siempre demostrar que nadie tiene el derecho de adueñarse de ti y mucho menos valerse de tus fuerzas para alimentarse. Recuerda siempre que estas tú primero y valora tus sentimientos, no se los entregues a cualquiera.

Si tu sabes valorarte a ti mismo y alguien te lastima comprenderás que esa persona no supo valorarte y con eso podrás entender que es mejor estar lejos de ese tipo de personas que solo enfermarán tu vida y jamás dejarán algo bueno en ella. Y si sabes valorar tú vida dejarás ir todo eso que le hace daño, todo eso que solo existe para contaminarla y voltearla de cabeza. Amate a ti misma y todos los días demuestra que estas ahí primero para ti. Comienza tu día diciéndote lo hermosa que eres, recuerda todas esas habilidades que te acompañan, pero sobre todo ve esos defectos que aún siguen ahí y ve hace adelante tratando de cambiarlos, y sino es posible entonces aprende a vivir con ellos y a amarlos al igual que tus virtudes