Dentro del dolor también existe un alivio por ya no tenerte

0
45

No es fácil explicar lo que siento dentro de mí en estos momentos porque cuando te fuiste dos emociones cubrieron rápidamente mis sentidos. Uno de ellos era ese dolor que apretaba tan fuerte mi pecho que no podía ni siquiera respirar, pero el otro de ellos es el sentimiento de alivio por ya no tenerte a mi lado. Un sentimiento que me hacía sentir sin una carga pesada sobre mis hombros que rápidamente fue dibujando en mi mente el jamás tener que soportar de nuevo cada palabra hipócrita que salía de tus labios hacía mí, ya no tendría que soportar todas humillaciones que estando conmigo no te importaba que yo pasará.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Quisiera decirte un sin fin de cosas en este momento, decirte cuánto bien le has hecho a mi vida por irte de esa manera, de la manera más cobarde que cualquier humano pudiera hacer. Irte sin ni siquiera darme la cara por todo ese tiempo que yo estuve a tu lado, a tu lado soportando que me tratarás a tu antojo y con tus condiciones. Pero ahora que te has ido solo puedo sentir de nuevo la libertad, de nuevo sentir que soy yo y que puedo seguir siendo yo sin importar tu opinión, sin importar si te grada o no. Quisiera decirte que en medio del dolor que dejaste en mí también hay una pequeña parte que siente felicidad por tu ausencia, es tan complicado que ni yo misma puedo comprenderlo.

Tenías razón al momento de decir que me dolería y que sabías que me estabas lastimando de nuevo, pero que no podías evitarlo porque toda la situación se había salido completamente de tus manos, no te voy a contradecir en ese punto porque es cierto, sufrí, me dolió en lo más profundo de mi alma, pero no me dolió tu partida, me dolió el tener que haber soportado por todo lo que pasé por ti, por una persona que no valía la pena y que en su momento yo no me daba cuenta. Me dolió el tener que haber desperdiciado mi tiempo contigo, el tener que recordar todo lo que pasé a tu lado y que ya no podré evitar, porque si, me encantaría regresar el tiempo hasta el día en el que te conocí y así, poder deshacerme de ti, poder evitar que entrarás en mi vida y no perder jamás todo ese tiempo que te entregué y que no supiste valorar. Quedan recuerdos que seguirán recordándome ese viaje que decidí tomar, que me arriesgue sin saber todo lo que me ocasionarían al final.

No te preocupes por mí apesar de que veas esas lágrimas recorrer mi rostro. No te preocupes porque no lloró por ti y jamás lo volveré hacer, esas lágrimas son por mí, son porque ahora puedo ver la clase de persona por la que llegue a sentir una vez amor. No te preocupes porque no volveré por ti, porque esta vez no serás tú quien esperará que yo vuelva para retomar lo nuestro, esta vez seré yo quién se aleja y quién jamás volverá. No me esperes porque yo estoy disfrutando de esa libertad que yo por mucho tiempo desee sin darme cuenta. Te agradezco por tu partida y por favor no vuelvas más.