¿Por qué vale la pena amar a un hombre feo?

0
64

 

Claro, a la mayoría de las chicas nos encantan los hombres agraciados físicamente, y es que pudiéramos pensar que nadie se puede resistir a una cara atractiva y a un cuerpo musculoso, pero te vamos a dar razones de peso que te dejarán pensando por qué enamorarte de un hombre feo puede ser lo mejor que te podría pasar.

Y es que en el corazón no se manda, y a veces nuestras amigas nos llegan a preguntar: ¿qué le viste a ese hombre tan feo? Pues sólo nosotras lo sabemos, ¿a poco no? Pero, además de la belleza interior que podamos llegar a percibir en los hombres poco agraciados físicamente, también hay algunos puntos positivos que seguro te harán enamorarte más de ese feíto tuyo o, si no lo tienes, buscarlo ya:

Los feos son más estables en sus relaciones

Checa bien esto y tú dirás si no es cierto. Salir con un hombre guapo es todo un riesgo, porque siempre habrá toda una bandada de chicas admiradoras y pretendientes detrás de él. Y él, al ser consciente de su atractivo, casi siempre será un coquetón de primera, lo cual a nosotras no nos gusta nada nadita. En cambio, los hombres feos siempre están seguros de la suerte de tener a una mujer linda a su lado, y harán todo lo posible por conservarla, por lo que serán más fieles y leales.

1

Los feos te consienten más

Los chicos guapos casi siempre creen que ellos lo merecen todo, entonces esperan recibir toda la atención y se preocupan poco por darla. En cambio, los feos saben que tienen que ganarse tu amor día con día, y se esmeran por conquistar tu cariño constantemente con ternura y detalles que te hacen sentir la mujer más consentida del universo.

Los feos, por lo general, son más inteligentes y cultos

Al no estar agraciados físicamente, con algo tienen que compensar su mala suerte, ¿no? Así que a muchos hombres poco atractivos les da por cultivarse, son buenos lectores y excelentes conversadores, casi siempre tienden a desarrollar uno o varios talentos, ya sea en el arte, en las ingenierías o en las ciencias, y siempre tendrás de qué hablar con ellos, nunca te aburrirás.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Los feos son mejores amantes

De acuerdo a diversos estudios, los chicos guapos son mucho ruido y pocas nueces a la hora de la intimidad. Esto es porque creen que les basta con ser una cara y un cuerpo atractivos para excitar a sus parejas, y no se esfuerzan demasiado en complacerlas. En cambio, los chicos feos tienen que hacer una labor extra para darles placer a sus chicas, y no son tan ególatras como los guapos, por lo que se preocupan más por el disfrute de ellas.

2

Así que ya lo sabes, si estás cansada de los mismos cara bonita y aburridos de siempre, enamórate de un feo… puede ser lo mejor que te pueda suceder.