Una relación es más bonita cuando ambos son pervertidos

0
321

 

Además del amor, la complicidad y el sexo son una de las claves principales para que una relación funcione. Y cuando se logran fusionar todos estos elementos, indudablemente, se crea un panorama único, ya que los amantes que llegan a poseer experiencias y un lenguaje exclusivo entre ellos dos, valoran más su unión y logran dar una gran fortaleza a su relación.

Este tipo de complicidad nada tiene que ver el tiempo que tengan juntos, ya sea que recién comienzan o aquellos que su vida en común ya lleva varios años, sino más bien con el mundo único que construyen, separado y paralelo al de los demás. Ya que para ellos la intimidad no sólo empieza en una alcoba, sino en una simple conversación del día a día, en una mirada, en el aroma del otro, en el sonido de su voz, cada detalle puede apreciarse como un gesto tentador, insinuante, excitante. Se saben dueños de las caricias más privadas, y así mismo, enfrentan juntos los demás aspectos de la vida porque saben ser cómplices.

Sé que la definición correcta de pervertido en el diccionario se caracteriza por actitudes sexuales insanas que involucran objetos o seres no humanos, personas que no podrían construir una pareja sexual normal (como niños) o sentimientos humillantes o dolorosos, lo cual se convierte en una parafilia.

Pero en este caso, como pervertidos me refiero a personas con una mentalidad más libre, que se dan la oportunidad de experimentar sus fantasías, muchas veces, poco comunes para los demás, a alguien que sabe disfrutar enormemente de los encuentros eróticos , sensuales y sexuales sin provocar un malestar personal y social, que pueda afectar su relación.

14202666_10210438637752205_162576727083512024_n

Y es que en el pasado se dramatizaban muchos aspectos de la sexualidad, pero hoy representan parte del juego, del relax, la distracción y lo lúdico de la vida. No es tan malo que las parejas desarrollen su potencial sexual y los diversos conocimientos del erotismo. Porque compartir juegos, nuevas posturas y diversas propuestas, además de desarrollar la imaginación, mejora la comunicación interior con el otro, la confianza y la complicidad. En una relación entre personas adultas, los límites los generan ellos en función de su evolución y su sensibilidad. Con libertad y respeto nada se puede imponer, ya que ambos marcan las pautas y los territorios.

No hay nada tan agradable como estar en una relación en la que ambos viven sin temores, resistencias ni tabúes, ya que ayuda a disfrutar de una sexualidad más plena. El saber que puedes ducharte con tu pareja a la luz del día sin pudor, porque comprenden que nadie es perfecto y que esas imperfecciones son las que nos hacen únicos e irrepetibles.

Las fantasías son la sal de la vida, atrévete a conversar con tu pareja en la intimidad sin temor a ser juzgado, criticado o acusado. Dile que te gusta cuando te toca de tal manera, que te pone caliente cuando te muerde el cuello, que te de jaloneos de cabello sin lastimar, que te excita escucharlo gemir de esa manera, condúcelo (a) con tu mano a donde deseas ser tocado. Háganlo en el auto, en la playa, en un bosque o en un lugar público. Hazle un oral en el cine o deja que te estimule con su mano. Si les gusta, usen juguetes sexuales, miel, chocolate, crema batida, halls, déjense amarrar, háblense sucio, usen palmaditas sin llegar a lastimar. Provócale cinco orgasmos, deja que se corra sobre ti, háganlo en las posiciones más bizarras. Diviértanse, jueguen, exploren y recuerden que los límites, es cualquier cosa con la que ambos se sientan cómodos, sobre todo, si terminan con una sonrisa en la boca.

14202778_10210438638632227_7729809024339388790_n

Una sexualidad bien manejada, es una de las mejores formas de fortalecer la unión con tu pareja, Es algo único y especial que solamente los dos van a compartir. Es un secreto muy sexy y un beneficio de estar en una relación amorosa. Porque si conoces lo suficiente a alguien como para tener sexo y compartir tu cuerpo, también incluye compartir tu mente y tus sentimientos.

El paso del tiempo no significa la muerte del deseo. La clave está en saber mantenerlo encendido y constante. Y eso, tiene que ver con la intimidad, la complicidad y la confianza. Todo lo que has aprendido con tu pareja en horas y horas de sexo y charla en la cama te da una ventaja, sabes mejor que nadie que nadie que excita a tu compañero. Los secretos del buen sexo se esconden bajo las sábanas de la psicología emocional: dejar atrás los miedos y las malas experiencias y desinhibirnos. Y eso sólo se consigue entrenando a tu mente para que tu cuerpo disfrute de las locuras de tu compañero y viceversa.

 

Autor:  Karla Galleta