Un consejo para ti.

0
28

Uno despierta con la duda de ¿Porque desperté? Si mi vida era perfecta, hasta que desperté. Levantarse, ir al colegio con la misma sonrisa de todos los días, esperando con ansias que sean rápido las 4, para que puedas ir a tu casa, y ¿para qué vas a tu casa?  a dormir.

Porque dormir, es el minuto en el que te sientes viva, donde realmente disfrutas la vida, pero ya son las 8, te está llamando tu mamá para que vayas a poner la mesa para poder ir a cenar. Lo mismo de siempre, ¿cómo fue tu día hija? ¿qué aprendiste? ¿tienes tareas para mañana? ¿cómo te fue en la prueba? Estas cosas de que se preocupen por ti, quieres ser independiente y lo único que estás pensando es en tu pieza para luego acostarte y finalmente llorar.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Llorar por lo malo que fue tu día, lo infeliz que estas, lo cobarde que te sientes por no entender porque todo te está pasando a ti. Lloras hasta quedarte dormida, para despertar y repetir el día.

Mi consejo es simple, sonríe. La vida te va a dar obstáculos y quizás este mal rato no sea nada comparado con lo que se te viene en el futuro. Llora, desahógate, disfruta la vida como se debe, pero, valora lo que tienes. Valora que tu mamá te despierte a las 8 a ir a cenar, valora a estas personas que te preguntan ¿cómo estás? Valora a estos abrazos que te dan esas personas que para ti, no son nadie porque simplemente no te entienden y no saben por lo que estás pasando. Grita, gira, canta, salta, todo tiene su lado positivo, trata de ver el lado positivo de estas malas cosas.

La vida es una sola, y no vale la pena estar sufriendo, soy una persona que ha pasado por momentos horrendos, estuve en un pozo donde creía que no tenía salida, pero si lo tiene, y todo depende de ti. Así que tú, que estás leyendo esto, si te sentiste identificado, levántate y agradece, porque de esto, no te vas a arrepentir.