La culpa.

0
30

Creo que siempre fue mi culpa al tratar de entender ciertos problemas con los que lidias a diario, al tratar de encajar en ese rompecabezas de dos partes, una  tuya y la otra de tu madre. Nunca fui tan débil  como para callar ni tan sumisa como para procurar. Siempre quise encajar como un gajo de mandarina en una cabeza de ajo, o en tu cabeza.

Siempre fue mi culpa; pues cuando corría siempre veía hacia atrás y como la esposa de Lot me convertía en estatua de Sal, regale mi historia para que fuera un triste final y sin firmar contrato di un anticipo de amor y paz. Escuchaba palabras sin darle sentido y creía  solo en tu mirada no fue fácil entender cuan equivocada estaba .

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Soy culpable, hoy lo acepto. Con los ojos ya abiertos, con la boca que rebalsa de malicia y con las manos heridas de tantos cabos atar, ya lo puedes imaginar!

Soy culpable por ser risa en tu rostro, caricia de paz, mirada de amor, decisión difícil, voz alzada, ideas vivas, mar de lágrimas. Solo espero que la tibieza de tu llanto la ahogue alguien mas, alguien mas que sólo sepa callar y cuando veas atrás mi recuerdo ya no este pues habré de llevármelo para que ni eso te consuele en los momentos de añoranza cariño mío.

El tiempo nos lleva a otras caricias, a otras sonrisas, a otros labios y mientras llegamos nos cura las heridas con recuerdos amargos.

large

Para cuando lleguemos a ése nuestro destino sepamos valorar lo que en un momento fue nuestra mejor oportunidad, y para eso lejos estaremos ya de los errores vividos, listos para empezar con tantas verdades por contar y otras tantas que desmentir.

La historia hoy la cuento yo, más allá de los sueños y engaños solo fuimos dos tratando de ser.

Y aún cuando tu índice me apunte con una excusa del tamaño de tu ego, aún no habrá respuesta al egoísmo que te habita.