Te soñé.

0
27
Podía sentir su respiración justo en mi cuello, era algo único, algo perfecto..pero no era real, alcance a sentir como sus brazos me rodeaban y entre cada risa inocente un abrazo sin motivo ni razón se apoderaba de mi, olí su perfume y deje que su sudor me empapara pero no escuche su voz que transmitía tranquilidad, sin embargo lo sentí como nunca antes lo hubiera echo.
Podía mirar cada parte de su ser, el color café de sus ojos inigualable, era preciso que mis suspiros empezarán a resonar en el interior de mi alma, era justo que mi corazón latiera tan fuerte como si no hubiera mañana.. Era esa madrugada cuando desperté con su recuerdo latente bajo el cielo oscuro, una noche más de insomnio que perforaba mi sentir al imaginarlo cerca..
 [SM-Responsive][/SM-Responsive]
Vueltas en mi cama sin cesar, orillada en completa soledad, con más de un millón de besos jamás dados bajo mi colchón y otros tantos que alcance a guardar en el palpitar de cada mañana cuando aún podía tomar su mano. Sin resaca de nuestro pasado, esta vez sin coraje ni decepción, juntos de nuevo aunque sea solo en una ilusión.
Viví con el perfil bajo, sin saber lo insignificante que llegarían a ser los días soleados cuando no estaba. Pero nada de eso importo cuando aquella velada pude tocarlo como lo hacía cuando estaba aquí, cuando pude sentir su piel rozando con la mía y poco a poco se erizaba con el paso de sus dulces labios, sentí como mi cuerpo de debilitaba con esas caricias que provocaban el olvido de un mal día y la sensación de no querer que se acabe ese preciso momentos cuando sus dedos se deslizaban sobre mi cuerpo, pude sentir de nuevo lo que hace mucho anhelaba a él.. A él conmigo como en el ayer donde seguíamos siendo nosotros.
Una vez más note su particular forma de caminar, tan única, tan especial.. 
Y aunque parezca mentira solo por esos minutos lo volví a sentir mío, pude dejar las ataduras que me amarraban al olvido, me deje volar sin miedos ni presiones, volví a entregarme a él, para disfrutar ese momento como ninguno otro.
525922_328186467266381_236332603_n_large
Pise fuerte y penetre con la mirada la idea de que ya no éramos, me deje llevar aunque esta ocasión solo era parte de mi subconsciente que lo trajo a mi cuando ya no estaba presente.
Ese momento mágico quedó plasmado como si fuera verdadero, regresando un poco de vida a mis días, un último trago de aliento antes de poder cicatrizar las heridas que dejó su adiós. Lo llevo cuidándolo para que no se esfume y poder revivirlo una y otra vez cada que cierre mis ojos y en medio de esa oscuridad recrear eso que sentí cuando lo soñé…
Escrito por: Grace Sanford