Una amistad egoísta.

0
36

Una vez tuve una amiga que me abrazaba como a nadie, me pedía muestras de cariño tal como las que ella daba.

Celosa, inmadura, traviesa, sin poder decir ni expresar sus sentimientos, se le hacía difícil hablar de sus cosas personales, de sus sentimientos, de sus dolores y tristezas, pero siendo una buena niña que sin mayor explicación sólo sabía demostrar al mundo que nada le importaba y nada la dañaba.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Pero eso no era así todo lo contrario si mirabas bien directo a sus ojos y muy adentro de ella misma verías que era todo lo contrario, su apariencia de fuerte y dura no era así, era muy frágil pero su medio de defensa ante todos era mostrar su rudeza, quizás nadie le enseñó o le mostró como apreciar o amar aunque su vida difícil sea y sin mucho amor a su alrededor debía ver lo lindo que es vivir y sentir.

A veces se aprende a golpes muy duros y recién vemos las cosas claras cuando caemos y ahí recién se aprende y es parte de la vida que sea así. Alrededor nuestro tenemos personas que nos odiaran, nos amarán, habrá de todo pero esta en uno quedarse con lo bueno, con lo lindo de cada día. Esta niña ya adulta tendrá que aprender que si quiere ser feliz depende sólo de ella.

soledad-foter

De intentar actuar bien con ella y el resto y que si se equivoca es parte de, pero se sigue adelante y se vuelve a intentar.

Esa niña ya adulta será feliz cuando ella lo decida. la vida se vive respetando, amando, intentando dar lo mejor de uno mismo y aceptando lo que uno es y lo que tiene sólo así se vive tranquilo y feliz.

Por: Roxana Tamara