Nadie merece a esa persona que vuelve, sino a la que jamás se ha ido

0
38

No dejo de sorprenderme cuando me entero que algunas de mis amigas o conocidas han perdonado y vuelto con aquella persona que las abandonó cuando más la necesitaban a su lado. ¿Por qué lo hacen? Peor aún, ¿por qué perder tanto tiempo esperando que esa persona recapacite, se harte de estar solo y se dé cuenta de que nunca debió irse? Si se fue, es por algo, ¿no crees?

Por eso me pregunto qué es mejor, la persona que vuelve o la persona que jamás se ha ido de nuestro lado.

Yo pienso que las personas que se van cuando más las necesitamos no valen la pena. Una persona que te ama no se marcha en los momentos más difíciles dejándote sola a tu suerte. Una persona que te ama se queda, aun cuando haya problemas complicados entre ambos, pues sabe que el amor exige compromiso e incluso sacrificio. Sólo las personas débiles abandonan, aquellas que no saben afrontar las vicisitudes de la vida, aquellas que se asustan ante lo adverso.

Todos merecemos alguien que no nos abandone, que no intente escapar de las partes más oscuras de nuestro pasado, ni de nuestros secretos más vergonzosos, alguien que se quede a luchar a nuestro lado, hombro con hombro, que nos ame tal y como somos, que nos comprenda y nos permita comprenderlo.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Tú, que estás leyendo esto, debes saber que mereces un hombre que sepa apreciar el amor que le vas a dar, y que no salga huyendo como un cobarde porque tema entregarse.

Mereces a alguien que no tema expresar sus sentimientos, que se abra y deje ver su alma, que no tenga miedo de amar. Alguien que no esté esperando tener más dinero o un mejor trabajo para abandonarte por alguien más, sino que quiera progresar junto a ti, que te anime a salir adelante y a crecer a su lado.

Mereces alguien que no te abandone cuando caigan en el aburrimiento de la rutina y que, para escapar de ello, se vaya a buscar diversión en otro lado, o peor aún, en otros labios. Alguien que se esfuerce por buscar algo emocionante que hacer contigo cada día, que sea capaz de luchar contra la rutina y que no se vaya de tu lado cuando parezca que la relación está comenzando a estancarse.

Si estás esperando que esa persona regrese de nuevo a tu lado, recapacita y no permitas que vuelva a entrar en tu vida alguien que no merece estar contigo. Recuerda siempre que tu tiempo vale oro, no necesitas desperdiciarlo en la espera de aquel amor que quizá vuelva, pero que no es el indicado para ti. Alguien que te ama no te dejaría esperando por su regreso; en cambio, se quedaría por siempre a tu lado.

Mereces a una persona que jamás se haya ido, no una que te abandonó y luego regresó.