Los hombres que atraemos son el reflejo de lo que somos

0
138

¿Te ha pasado que conoces a un hombre, te enamoras de él, piensas que es el amor de tu vida, pero al pasar el tiempo te vas dando cuenta que no es la persona que tú esperabas, te decepciona y pronto sabes que fue un error involucrarte con él? Peor aún, ¿esto te ha ocurrido en varias ocasiones? Entonces déjame decirte que probablemente estés atrayendo al mismo tipo de personas equivocadas a tu vida.

Generalmente tenemos en mente a un tipo de hombre ideal que debe cumplir ciertos requisitos que a nosotras nos gustan, y es al tipo de hombre que buscamos cuando queremos encontrar pareja. Sin embargo, pronto te das cuenta de que el hombre que has elegido no encaja al 100% con el prototipo que buscabas, y eso es porque las personas nunca van a ser totalmente como las idealizamos.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

¿Cuál es la razón de que siempre atraigamos a las personas incorrectas? La respuesta es que los hombres que atraemos son el reflejo de lo que somos. Nuestros valores, nuestro modo de ser, nuestro comportamiento y nuestro nivel de autoestima atraen a cierto tipo de persona con la que nos sintamos a gusto y cómodas, pero muchas veces esa persona no es la adecuada porque algo está fallando en nosotras.

Es necesario que, antes de enamorarte de alguien más, te enamores primero de la mujer que ves en el espejo. Acéptate tal y como eres, con todos tus defectos y virtudes, y verás cómo empiezas a atraer personas diferentes a tu vida, personas que sí valen la pena.

Una cosa muy importante que debes preguntarte es “¿qué es lo que quiero en mi vida?” y, más aún, “¿qué tipo de hombre quiero a mi lado?”. Para contestar esta última pregunta, debes darte cuenta de que el hombre que quieres no debe ser perfecto, sino adecuado para ti. Deja ya de idealizar al príncipe azul, pues nunca llegará. Los hombres son de carne y hueso, con imperfecciones y defectos, y para poder aceptarlos primero debes aprender a aceptarte a ti misma.

También es importante que tomes las cosas con calma. La próxima vez que un hombre te atraiga, no te apresures a involucrarte con él. Analiza y pregúntate: “¿es él el tipo de hombre que me conviene?” Si ves que se parece mucho a los anteriores hombres en tu vida, quizá estés yéndote por el camino equivocado. Aprende a romper patrones. Por ejemplo, deja de buscar un padre en tu pareja, si es tu caso, pues ese patrón está causando que siempre te encuentres al mismo tipo de hombre.

Cuando aprendas a aceptarte a ti misma y a observar con lujo de detalle a las personas que te rodean, tendrás las herramientas necesarias para atraer a la persona adecuada para ti. Cuando sepas lo valiosa que eres, dejarás de conformarte con lo que sea y encontrarás por fin a un hombre que esté a tu altura.