A ti, mi mejor amiga

0
104

Nuestro vínculo es tan especial, que es como si fuéramos hermanas de diferentes padres. Hemos convivido tanto que podría decir que te conozco de casi toda una vida, somos como almas gemelas que estaban destinadas a encontrarse.

Todos los días me digo que soy muy afortunada por tenerte a mi lado, aunque ya no recuerdo muy bien cuándo fue que el destino nos convirtió en mejores amigas. ¿Será que nosotras lo decidimos con el paso del tiempo?

¿Qué no haría por ti, amiga mía? ¿Recuerdas la vez que tuviste aquella decepción amorosa y me hablaste a las 12:00 de la noche para contármelo? Yo me había puesto ya mi pijama, pero en cuanto me dijiste que me necesitabas me vestí de nuevo y salí corriendo a tu casa para consolarte. Por ti, soy capaz de todo, así como soy capaz de salir con gente que no conozco sólo porque ahí estará el chico que te gusta, o de ir a ver esa película que no me agrada sólo porque me encanta pasar el tiempo contigo.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Ahora me toca agradecerte a ti por todo lo que has hecho por mí. Gracias, querida amiga, por ser mi confidente, por tu apoyo en mis momentos más difíciles, por tus brazos consoladores que me apapachaban cuando sufría de amores. Gracias, también, por ser la mejor consejera que he tenido.

1

Sé que cuando te cuento mis secretos puedo confiar en ti, en que jamás se los contarías a nadie más, porque eres la persona más leal que conozco. Las cosas más vergonzosas de mi vida sólo tú las conoces, y tú y solamente tú tienes esas fotografías que jamás voy a querer mostrarle a nadie.

Solamente a ti te permito que me critiques cuando no se me ve bien la ropa que me he puesto, y sólo a ti te he perdonado por nunca devolverme ese libro o ese labial que te presté hace ya bastante tiempo.

Solamente a ti puedo compartirte mis opiniones sin miedo a que me rechaces.

Solamente tú, mi querida amiga, me quieres, me entiendes y me aceptas tal y como soy.