El fascinante y místico mundo de las libélulas

0
152

 

  Hace ya un tiempo, que las libélulas empezaron a formar parte de mi vida, y todo vino a raíz de la muerte de mi abuelo. Casualmente empezaron a aparecerse en los lugares donde me encontraba, podría decir que simplemente antes no les ponía mucha atención, pero no es así, ellas no pasan de desapercibidas. Recordaba haber visto la película “El misterio de la Libélula” y quise asociarlas, podría ser que trajeran un mensaje de algo que quedo inconcluso con mi abuelo. No lo sé, quizá como lo dije antes, simple casualidad; pero desde entonces me he puesto a investigar sobre ellas, y personalmente, son uno de los insectos más mágicos, coloridos y misteriosos; es por ellos que hoy quiero hablarles de ellas, espero les guste.

Las libélulas, también llamados Caballitos del Diablo o Dragonfly (en inglés), son insectos que no siempre han gozado de buena fama en nuestra sociedad, no así en la oriental, donde en Japón son venerados como seres mitológicos, representando el valor, la fuerza y la felicidad, y un día al año celebran la “Fiesta Nacional de las Libélulas”. Para la tradición japonesa entre la agricultura tradicional también es símbolo de que se tendrá una buena cosecha de arroz. También fue elegida como parte del escudo de las familias Samurais

En cambio para la mitología hindú señala que cuando las personas mueren, sus almas se transforman en libélulas que esperan en la Naturaleza hasta renacer en otra persona.

Las libélulas son animales caracterizados por grandes ojos multifacéticos, dos pares de fuertes y transparentes alas, y un cuerpo alargado. Ellas no pican, ni muerden ni son venenosas y juegan un importante papel regulador de insectos plaga, tanto en su fase acuática como en su fase adulta, ya que devoran cantidades ingentes de mosquitos y microlepidópteros.

 

 Las libélulas y el agua

La tradicional asociación de libélulas con el agua también da origen al significado de este increíble insecto. El vuelo de la libélula corriendo a través del agua representa un acto de ir más allá de lo que está en la superficie y buscar en las implicaciones más profundas y los aspectos de la vida.

libelli

 

El vuelo de las libélulas: Poder y Equilibrio

El vuelo ágil de la libélula y su capacidad para moverse en todas las direcciones exuda una sensación de poder y equilibrio, algo que sólo viene con la edad y madurez.

La libélula puede moverse a sorprendentes 45 millas por hora como un helicóptero, volar hacia atrás como un colibrí, volar en línea recta hacia arriba, abajo y a los lados lo que es alucinante es el hecho de que puede hacer esto mientras que bate sus alas a sólo 30 veces por minuto, mientras que los mosquitos y las moscas tienen la necesidad de batir sus alas 600 y 1.000 veces por minuto, respectivamente. El aspecto imponente es como la libélula cumple sus objetivos con la máxima simplicidad, efectividad y así, si nos fijamos en las proporciones, con 20 veces más potencia en cada uno de sus golpes de ala, en comparación con los otros insectos. La mejor parte es que la libélula lo hace con elegancia y gracia que se puede comparar con un bailarín de ballet veterano.

libb

 

Los ojos de “Dragonfly”

Los ojos de la libélula es una de las partes más interesantes y más sorprendentes. Casi el 80% de la potencia del cerebro del insecto se dedica a la vista y el hecho de que puede ver en los 360 grados alrededor de él, simboliza la visión desinhibida de la mente y la capacidad de ver más allá de las limitaciones impuestas por esta.

Es conocedor interior que ve todo nuestro potencial verdadero, así como nuestras habilidades. La Libélula personifica el deshacerse de todas las creencias que dicen: no podemos hacer esto o aquello, alcanzar un sueño o una meta; La libélula está para recordarnos que todo es posible cuando realmente alcanzamos el entendimiento de que somos parte del universo y que estamos “EN” el cuerpo. Nuestro espíritu que es lo que somos, utilizando el cuerpo por un tiempo, mientras dure la vida- y como tales tenemos el poder de manifestar lo que sea que decidamos en nuestro cuerpo y vida.

La Libélula tira fuera las ilusiones que nos dicen que no podemos alcanzar nuestros sueños y metas, que no somos valiosos o capaces, cuando en realidad es nuestro derecho de nacimiento y nuestro verdadero poder crear cualquier cosa que elijamos.

Cuando aparecen regularmente las libélula puede indicar que hay adicciones u otros problemas que están “fuera de control” en tu vida que deben ser examinados y resueltos.

Con frecuencia, el asunto principal no siempre es lo que parece ser en la superficie, es importante mirar con atención bajo las aguas emocionales para comprender lo que realmente está pasando.

Una vez que la Libélula ha surgido como individuo adulto con alas, ésta conquista el aire con su vuelo súbito. Nos indica que trabajando con la energía de la libélula ella podrá ayudarnos a llegar a rápidas conclusiones o nueva perspicacia que nos ayudan a empujarnos en nuevas maneras de ser y de hacer.

Ciertamente, es el tiempo más importante para ver a través de las ilusiones y realmente escuchar los mensajes que el universo está enviando en este momento. Creencias centradas en la limitación o el miedo son expuestas para ser revisadas y soltadas.

 

La libélula y el auto-descubrimiento del verdadero yo

Son iridiscentes tanto en sus alas, así como en su cuerpo.

– Iridiscencia es propiedad de un objeto a manifestarse en diferentes colores dependiendo del ángulo y la polarización de la luz que cae sobre él. Esta propiedad se ve y se cree que es el final de las ilusiones auto creadas y una visión clara de las realidades de la vida.

La propiedad mágica de iridiscencia también se asocia con el descubrimiento de las propias capacidades al desenmascarar el verdadero yo y la eliminación de las dudas. De nuevo, esto significa indirectamente auto-descubrimiento y la eliminación de las inhibiciones.

libelulas

 

La libélula y su enfoque de vida

La libélula vive normalmente la mayor parte de su vida como una ninfa o un inmaduro. Vuela sólo en una fracción de su vida y por lo general no más de unos pocos meses. Esta libélula adulta lo hace todo en estos meses y no deja nada que desear.

Este estilo de vida simboliza y ejemplifica la virtud de vivir en el momento y vivir la vida al máximo. Al vivir en el momento en que es consciente de quién es, dónde está, lo que está haciendo, lo que quiere, y tomar decisiones basadas a partir del momento presente. Esta capacidad le permite vivir su vida sin remordimientos como libélula adulta.

 

Las libélulas: símbolo de luz y creatividad

Las culturas antiguas consideraban a la libélula como un ente luminoso que representa la luz. Ello se debe posiblemente a sus vibrantes colores. Por otra parte, es más común ver a una libélula en un día soleado, por lo cual también se las asocia al sol, el verano y la felicidad.

Las libélulas también suelen relacionarse con la idea de esperanza, ya que como símbolos de luz, hay quienes las consideran una señal milagros y esperanzadora, algo así como “la luz al final del túnel” de todas las situaciones negativas.

Por último, hay también quienes encuentran en este insecto un símbolo de la creatividad, pues a pesar de ser fácilmente detectable, se las arregla para no ser vista por sus depredadores y sobrevivir.

 

¿Qué significan los tatuajes de libélulas?

 

Normalmente para quien decide hacerse un tatuaje de libélula puede representar principalmente la libertad, elegancia, espiritualidad, transformación, madurez, magia, misticismo, armonía, paz interior, buena suerte, belleza interior, mensaje de luz, esperanza o creatividad.

 

Aquí les agrego unas fotografías de tatuajes de libélulas:

tatoolibe24

 

tatoolibe13

 

tatoolibe15

 

tatoolibe18

 

tatoolibe6

 

tatoolibe7

 

tatoolibe9

 

 

 

tatoolibe22

tatoolibe12

 

tatoolibe19

 

Cuando aparece la Libélula estate listo para la transformación: llegó la hora de dar un paso adelante, de dejar de “echarle la culpa a lo externo”, de saber que todo viene de dentro, de tomar responsabilidad de lo que pasa en tu vida para cambiarlo, para convertirte en el Ser de luz que siempre has sido.

Autor: Karla Galleta