Me dejaste en un abismo de dolor, pero sobre todo de mucha confusión.

0
35

 

Que difícil se me hace redactar estas palabras, palabras que están inspiradas en ti, en tu mal amor, en esta forma tan egoísta de renunciar a todo, de decir adiós

Sé que nunca antes te escribí una carta, la verdad es que nunca fui buena con las palabras, ni mucho menos espere tener que escribirlas para sanar mis angustias, para cerrar este ciclo que tanto me agobia y me lastima…

Solo quiero decir que a pesar de todo, no sería capaz de desearte ningún mal, pues fue gracias a ti que descubrí la magia de amar, esa forma tan perfecta de demostrarnos el amor, los momentos a tu lado, los cálidos abrazos, esa manera que tenías de reconfortar mis angustias, mis enojos, mis dudas.

dolor

Es tan difícil deshacerme de los recuerdos que formamos, de esa forma que tenías de hacerme sentir feliz, de hacerme sentir segura,  se quedaron grabas tus palabras, tus mensajes de madrugada,  tenías el poder de hacerme sonreír, y es que a tu lado no me importaba nada, eras solo tú para mí.

Coincidíamos en tanto, que nunca imagine que sí de pronto todo terminara, es verdad que teníamos una manera distinta de querer, pero nadie puede negar que nos queríamos, se notaba en las miradas, en la forma en la que me tocabas.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Lo triste es que ganaron los malos momentos, que ganaron los reproches, los descontentos, lamento que el lazo se tensara, que poco a poco el afecto en ti se terminara, lamento no poder hacer que te quedaras, no haber sido lo suficientemente buena para que tus dudas se disiparan.

Lo que más me duele, es esta confusión que dejas, creer que lo tenía todo, y así de pronto y como si nada, perderlo todo, lo más desgastante es que nunca percibí que te estaba perdiendo, nunca note que el amor  en ti se estaba diluyendo…

real

Solo me resta decir que extrañaré tantas cosas de ti,, el tono de tu risa, el olor de tu perfume que dejabas en mí…

Me quedo llena de dudas, tan confusa por no entender en que momento te perdí.

Escrito por:    Señorita Libélula.