La única cosa que pensé que apreciarías ..

0
26

A veces pienso que quizá mi grado de ingenuidad fue tan inmenso que se propuso hasta lo imposible por tratar de complacerte, hiciste y deshiciste de mí a tu antojó provocando que el poco amor que creí alguna vez conocer se esfumara por completo y créeme que cuando me refiero a esto no hay cosa en la vida que intentará más que tratar de olvidarte.

Él la trataba como a todas, ella lo trataba como a ninguno, él quería hacer con ella lo que ya había hecho con otras, ella quería experimentar con él algo único e inigualable,
Él sólo buscaba en ella lo que cualquier chica podía darle por tanto cualquier mensaje lo entretenía, tanto fue su obsesividad que se acostaba pensando que mujer sería la próxima que iba a caer a sus pies, él la llenaba de dudas pero con pequeñas frases como “solo te quiero a tí amor” lograba desequilibrar todo lo que ella había armado hasta el momento, pasaba horas mirando su móvil con intención que el le escribiera, ella se enojaba pero no con él si no con ella por caer de nuevo en sus redes.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Poco a poco fue mejorando la armadura tanto fue así que ya no la estremecía lo que él pudiera decirle, su desconfianza hacía él estaba más firme que nunca y esta vez juró que no la derrotaría fácil, si de algo no había duda era que lo quería, pero se negó a que cada palabra que saliera de él la volvieran a romper, mismas palabras que utilizaba con todas.
El egoismo y la frialdad de él hizo que ella tomara como definición que la palabra querer equivaliera a alejarse, porque para él la única forma de amar era a travez de una cama no existía otra.
El orgullo de él era tan inmenso que no dudo en alejarse.

Tan básico e ingenuo era que pensaba que lo que ella podía darle se lo podía dar cualquiera.
Luego de unos días comenzó a sentir la falta de sus besos, de sus caricias, de los mensajes al despertar y aún más la preocupación y el interés que solo ella le demostraba, seco con odio una lágrima que recorría su mejilla y con el mero interés de resignación se negó a aceptar lo que sucedía confío que conseguiría otras aun mejores o al menos tapar con ellas el dolor y lo miserable que se sentía.

Autor : Valeria Duarte