Fuiste mi primer amor y mi primer gran dolor.

0
41

Me iba haciendo cenizas a través de los años nunca me sacaste del silencio de tu sombra y no me daba cuenta de que me perdía a mi misma por amarte incondicionalmente.

Te amé , te amé tanto que mi cordura se iba haciendo cenizas a través del tiempo.

Que me había olvidado de negarme ante tus mentiras y dejar de hacerme parte de ellas. Te amé tanto que las oportunidades de perdonarte solo se fueron haciendo un número  más. Que tus excusas mas básicas  fueron convirtiéndose en los pretextos mas fáciles para dejarte entrar a mi vida nuevamente.

Te amé entre nicotina y poemas, entre la ausente promesa de saber que algún  día me dirías algo real. Eras la droga perfecta cuando podías enredarme entre tus brazos, eras perfecto cuando se trataba de encontrar el perdón ante tus actos. Nunca encontraste el límite  de dejarme los ojos secos y las emociones quebradas.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Nunca encontraste el límite  de llenar mi vida de tu presente ausencia. Me hiciste conocer la soledad muchas veces me llenaste de ella al darme sueños e ilusiones y saber que se esfumarían porque habría un nuevo “sin ti”. Ya era costumbre que padecieras de amencia al siguiente día era parte de tu esencia.

Te amé tanto sabes? Puse mis creencias en tus palabras una y otra vez a pesar de tus errores, puse mi corazón de frente a pesar que sabía que me dolería cada lagrima y cada oportunidad que te di lo hice con la confianza inquebrantable que te tenía. Y si lo sabía jamás creíste en la idea que existiera alguien que amara tu incomprensible corazón.

Autor: soko keins