De la soledad aprendí que no te necesito para ser feliz.

0
46

 

Cuando te fuiste de mi lado, me perdí en la amarga melancolía de recordarte más cada día, al verme tan sola en casa, sentí que nada podría llenar el vacío que dejabas, y es que me acostumbre tanto a tu risa, que incluso el silencio me lastimaba.

mejor sin ti

Con el alma rota, me pare frente al espejo, descubriendo que ya no había rastro de la mujer que fui cuando te conocí. Descubrí que por quererte tanto casi me perdí, me olvide de mis sueños y de las pasiones que me hacían sentir viva, que me hacían sentir feliz.

Y sentí coraje, pero no por nuestra historia, ni mucho menos de ti, me dolió darme cuenta del tiempo que perdí, por todas las caricias que no fueron valoradas, por todos esos besos que te regalaba solo a ti.

Y llore, llore por mí, por haber sido tan débil y dejar de lado mi mundo por complacerte, por haber caído en la trampa de creer que me bastaba tenerte cerca para ser feliz.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

En medio de esa soledad comprendí,  que antes de ti yo ya era una mujer completa, con planes, con sueños , con metas, y sin embargo, estando al lado tuyo me perdí, me hundí en un amor dañino que me hizo dudar de mí, de mi fortaleza, de mis capacidades, me hice dependiente de tus deseos, de tus palabras, me convencí de la idea de que me querías tanto, que tan solo buscabas lo mejor para mí, tarde descubrí que nunca me quisiste, que todo fue planeado, que en medio de tu egoísmo no había lugar para mí.

 

Estando así de sola me prometí, que nunca más atentaría contra mis sueños, contra mis derecho a ser feliz, que nunca más olvidaría que antes de todos estoy yo, que no hay mejor amor que ese que es forzado de mi para mí.

solita

Después de secar mis lágrimas sonreí, me abrace con fuerza y restaure mis ganas de vivir…

De la soledad aprendí que no te necesito para ser feliz, pues para eso me basto sola, soy valiente y sé cómo sonreír.

Escrito por:    Señorita Libélula.