Así soy y no me arrepiento.

0
42

 

Hay ocasiones en las  que nuestras decisiones, pueden llegar a ser juzgadas de erróneas, lo cierto es que quien las toma debe ser el único responsable de las consecuencias.

Siempre he creído que incluso  los errores dejan grandes lecciones, así que es mejor tomar al toro por los cuernos y dejar de reprocharnos por haber cometido errores que de cualquier modo, ya están  hechos

no me arrepiento

Por otro lado, hay decisiones que no son tomadas a la ligera, esas que resultan ser necesarias…esas de las que podemos incluso, sentirnos orgullosos, esas que resultan una gran elección., esas de las que nunca nos deberíamos arrepentir.

Por ejemplo:

 

  1. Por dedicarle mucho tiempo a una persona

Debes reconocer que cada persona que se cruza en el camino deja algo de sí, incluso si se marchó o te hizo sufrir…así que es mejor rescatar el lado bueno de todo y simplemente seguir, pues debes tener claro que una relación no te va a definir.

 

  1. Por negarse a tener sexo

El sexo es muy natural cuando se decide practicarlo conscientemente, cuando se hace por decisión y no por obligación, este es un detalle que se les olvida a algunos, les cuenta entender que cuando decimos no, es que  no y punto.

 

  1. Por renunciar a algo que no nos causa felicidad

Por ejemplo a un trabajo, o quizá a la carrera universitaria con la que sueñan tus papás… a final de cuentas tu vida es solo tuya,  así que solo a ti te toca decidir cómo vivirla, de qué manera actuar.

  1. Por no complacer a otros

No puedes vivir a costa de lo que los otros esperan de ti, pues si fuera de este modo, no lograrías hacer nada por ti, decepcionar a alguien no es en realidad tu culpa, es el del otro que se crea expectativas que no tienes obligación de cumplir.

  1. Por terminar con una relación agobiante

Si alguien no te causa felicidad, entonces no tienes por qué quedarte y dejar el tiempo pasar, debes tener claro que si alguien te genera más problemas que sonrisas, entonces en realidad te está causando un mal.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

  1. Por decidir no tener hijos

 

Quizá suene repetitivo, pero tú eres la dueña de tu cuerpo y de tu vida, así que solo a ti te cocará decidir qué hacer con él.

La decisión de procrear familia es algo que solo te corresponde a ti, por eso es necesario dejar de lado los prejuicios y la presión social y pensar solamente en lo que quieres para ti.

 

  1. Por ser segura de ti misma

Ya sé que no es común que las chicas tomen la iniciativa, con esto me refiero a muchos aspectos de la vida cotidiana,( aunque en realidad no serlo, en estos tiempos es casi una necedad) pero sobre todo en las relaciones, pero puedo asegurarte que no hay nada más impactante que una mujer segura, así que se tu misma y actúa sin miedo.

  1. Por tomar decisiones con el corazón

Las mujeres hemos tenido que luchar y adaptarnos al mundo actual, cada vez más importantes en las decisiones sociales, pero al mismo tiempo esforzándonos por conservar nuestra esencia, ese romanticismo que nos encanta y que por supuesto no está peleado con la inteligencia y el éxito.

Así que no tengas miedo de ser la chica dulce y soñadora, pues esto es solo un complemento a nuestra personalidad.

  1. Por no conformarte con un amor mediocre

Sabes lo que vales y lo que mereces, no te conformas con menos y eso es perfecto, pues quiere decir que has fortalecido el amor propio.

  1. Por decidir no querer casarte.

Tú no dejas que el mundo te presiones, si no quieres casarte, el mundo igual seguirá, no hay nada de malo en elegir vivir distinto a lo que esperan los demás.

2

  1. Por sentirse orgullosa de ser mujer

Si, sé suena ridículo, pero incluso con todos los avances que hay en la sociedad, con todos los derechos  que se han conseguido en pro de la igualdad, aún tenemos que lidiar con el machismo , con la soberbia, con el deseo de algunos que pretenden imponerse y sentirse superiores por el simple hecho de ser varones…

Lo cierto es que las mujeres demuestran cada día sus múltiples capacidades, su habilidad, su  inteligencia que no está en tela de juicio.

 

Puedes arrepentirte de muchas cosas, pero de ser mujer… ¡Jamás!

Escrito por:    Señorita Libélula.