Fue necesario decirnos adiós.

0
47

 

Y es que amarnos tanto no fue suficiente para salvar nuestra relación, no fueron suficientes los besos, nos faltó algo más que la intensión.

Lo triste de todo es que fue inevitable aceptar que la ilusión entre los dos se rindió, nos dieron igual las palabras, los sueños que construimos para los dos.

biblioteca-Alejandria

Después de tanto daño provocado, entre ofensas y agravios, decidimos decirnos adiós. Empaque en un par de maletas las promesas, esas en las que nunca dejaríamos morir nuestro amor.

Partí enojada, con la idea en mi cabeza de que era la decisión adecuada, de que estaría mejor sin ti, pero justo cuando di la vuelta, descubrí que me dolía tanto la idea de caminar sola, de caminar sin ti.

Con el orgullo de frente, me fui de ahí, pero al encontrarme sola, no pude evitar  llorar por haber perdido al amor que siempre soñé para mí, pero sin duda lo que más dolió, es que sin intentar detenerme, me dejaste ir.

Prosiguieron muchas noches de insomnio y de desolación, creí que sería imposible borrar la huella de tus besos, que jamás podría recuperar la ilusión.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Muchas veces me vi tentada a llamarte, a intentar buscarte para escuchar tu voz y recordarte lo mucho que nos queríamos, lo tonto que resultaba nuestro ego por dejar escapar  un amor tan grande.

Y sin embargo algo me hizo pensar que si tú no me dabas señal, es porque seguramente, todo este amor te daba igual.

Me dolió pensar que nunca me quisiste de verdad, que esperabas este adiós, que añorabas con ansias tu libertad, que a diferencia mía, tu si has podido avanzar.

Así que obligue a reprimir mis emociones, obligue a mi voluntad a no buscarte más, obligue a mi sonrisa a fingir que todo transcurría de manera normal…

6

Después de muchos meses asumí que este adiós fue necesario, pero esto no evitó que siguiera doliéndome tanto.

Escrito por:    Señorita Libélula.