Nadie, absolutamente nadie, muere de amor.

0
29

 

Debemos  dejar de dramatizar cuando las cosas no resultan como esperamos, debemos dejar de hacer tormentas en un vaso de agua cuando las cosas resultan mal.

Es cierto que la vida a veces presenta pruebas que aparentan ser un reto difícil de afrontar, sin embargo, no hay nada que con esfuerzo, sea imposible de superar.

independiente

Cuando de amor se trata, habrá que aceptar que muchas veces resulta contrario al cuento de hadas que nos leía mamá.

A veces el amor duele, a veces causa heridas difíciles de sanar, pero puedes estar seguro de que como todo en la vida… eso también pasará.

Es factible que más de una vez te desilusionarán, más de una vez te romperán el corazón, más de una vez  tendrás que llorar, pero al final aprenderás que no hay nada que no se pueda superar, que cada caída te ha enseñado algo, que cada caída te ha fortalecido mucho más.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Puedes estar seguro  que nadie muere de amor, que el cuerpo, pero sobre todo el alma, son perfectamente capaces de sobreponerse a cualquier dolor.

Es verdad  que aunque  se precisa, de aire, agua,  en fin…los elementos básicos para subsistir, también se requiere de esa fuerza interna y del amor propio que será nuestra arma letal contra la soledad.

Por supuesto que no es factible morir por amor, el amor no es una enfermedad, ni un padecimiento, ni mucho menos un virus letal

Lo que si resulta un riesgo es poner nuestra alegría en las manos de alguien más, nuestros sueños no pueden depender de las decisiones de otra persona, pues somos personalmente, los únicos responsables de nuestra felicidad.

Créeme, no es el amor el que mata, lo que mata es la ausencia de ilusión; lo que realmente mata, es la ausencia de decisión para luchar por tus sueños, por tu sonrisas, por tu felicidad.