No te enamores de mi, te lo advierto de una vez

0
98

Me gusta ese hermoso conjunto de colores que el sol desprende cuando está a punto de ocultarse. Es como si antes de morir por unas horas, prometiera su regreso regalando esa hermosa vista. Algo así podría suceder si es que te aventuras a enamorarte de mí, podrías intentar despedirme de tu mente de la manera más bella y tranquila para después encontrarme ahí de nuevo unas horas después.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Sé que no soy un ser humano perfecto, y bueno, serlo no está en mis planes…eso sería muy aburrido. La elocuencia quizá sea una de mis virtudes, y el sarcasmo me hace detestable. No tengo vicios y tal vez si tengo uno, debe ser un gran problema, pues no lo he notado… aunque admito que me inyecto música en las venas de vez en cuando para sentirme en calma.

¿Has notado esas bellas ondas que se producen en el agua cuando algún objeto irrumpe su tranquilidad? Algo así ocurre en mi mente cuando algo acapara mi curiosidad, y cual gato queriendo atrapar una luz, imparable busco respuestas.

La necedad suele significar un problema para mí cuando estoy segura de tener la razón; si estoy en un error admito la falla pero antes de eso sí que lucho para defender mi opinión. Quizá por eso he causado muchos dolores de cabeza…

Sé cuándo correr y cuándo ir lento, seguir siempre un ritmo de paso debe ser fastidioso en algún momento. Sé cuándo guardar silencio y cuándo usar el megáfono si es necesario. No intentes callarme si creo que debo hablar, no intentes hacer que hable si sé que lo mejor es guardar silencio.

2

 

La mayoría de las veces intento guardar la calma, pero si algo me hace realmente enojar, soy dinamita pura. No guardo rencores pero si mantengo la idea de que el destino hace pagar a su tiempo. Lo cursi me empalaga pero a medida exacta me hace suspirar.

Podría hacerte pensar sobre cosas que quizá jamás se te habían ocurrido. Podría hacer que entraran en tu mente preguntas que no te dejarían dormir, dilemas que nadie nunca pudo resolver, convencerte de aceptar ideas que siempre habías aborrecido o te habían causado flojera de solo comenzarlas a escuchar.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Podrías embarcarte a un viaje de ida sin retorno, de fuertes mareas y tempestades que se convertirían después en molestos lapsos de tranquilidad vacía. Podría enfrentarte a una manera de pensar totalmente diferente a la tuya, que dejaría al descubierto tus verdaderos miedos y te haría sujetar con gran fuerza tu alma para que no escape por tu boca.

No soy una princesa, no me pidas modales… sé cuándo comportarme. Sé hacer las cosas por mí misma, aunque bueno, a veces si necesito una pequeña ayuda. Suelo escuchar música a gran volumen y bailar como una loca cuando mi cuerpo lo pide. No me gustan las mentes simples, no me gustan las personas conformistas.

Estructuro mis ideas a través de mis escritos, pedirme dejar de escribir podría quitarte todos los puntos que quizá con mucho esfuerzo habrás reunido. Persigo mis pasiones, me da curiosidad hasta lo más simple y detesto las injusticias.

3

 

Así que si no estás listo para todo aquello, detén ese proceso al que todo mundo llama ‘enamoramiento’. No me busques y no pretendas saber sobre mí, yo entenderé muy bien.

No te enamores de mis pasos pues en pequeños lapsos volaré y los perderás de vista. No te enamores de mi camino que en cualquier momento puede cambiar. No te enamores de mis virtudes pues pueden ser un arma de doble filo. Tampoco te enamores de mis defectos que eso podría significar perder todo el juego.

No me gusta la monotonía ni tampoco agitar todo el tiempo mi estabilidad. Soy realista y objetiva aunque también de vez en cuando me agrada lo irreal. A veces hablo  mucho y otras veces me quedo sin palabras. Me gustan los retos, me gusta superarme y reconocer los triunfos de otros.

Las personas buscan siempre la mayor tranquilidad, si quieres una chica que a todo diga sí y no tenga iniciativa… por favor, no te enamores de mí.

Si buscas a una chica que esté siempre de acuerdo con todo lo que digas, ni loco te enamores de mí.

Si buscas con quien estar cada que te sientas solo y que se conforme con promesas pasajeras… no, no te enamores de mí.

Piénsalo muy bien antes de dar un paso más, porque una vez dado, podrías ya no regresar jamás.

Si te enamoras de mí, podría hacerte muy infeliz y tan feliz… ambas al mismo tiempo.

 

 

Escrito por: Mayeli Tellez