Todo lo que nunca te dije

0
60

Aunque estaba destrozada, aún seguía amándote. 

Existen verdades en una relación de pareja que no siempre se dicen. Ya sea porque pueden ser dolorosas o, simplemente, porque no somos lo suficientemente valientes como para decirlas en ese momento.

Lo cierto es que para mí hay una verdad que nunca quise decirte porque creí que no sería necesario, que me haría ver débil cuando en realidad trataba de aparentar lo contrario.

2

Romper fue una de las peores cosas que podrían haber sucedido. Perdía a mi mejor amigo, a la razón de mi alegría, a mi pilar de apoyo, pero sobre todo, a mi amor. En ese momento no pude dimensionar todo lo que se me vendría en adelante. Trataba de no mostrar mi tremenda tristeza, pues no quería que se apoderara de mí, como sabía que iba a pasar.

 

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Te extrañé, pero traté de olvidarte. Estaba destrozada, pero, de cierta forma, mi amor por ti se mantenía intacto a pesar de todo el dolor que sentía en ese momento. No sabía qué hacer, quería dejarlo todo y marcharmeQuería borrarte de mi vida y de mis pensamientos, pero no podía. Y aunque debí decírtelo alguna vez, aunque debí decirte adiós, no pude. Simplemente no quería hacerlo.

3

Sí, debo admitir que te odié por algunos instantes, pero había algo que me impedía continuar con mi resentimiento. Obtuve fuerza, pero no sé de dónde, pues en ese momento tu imagen, en lugar de desvanecerse, se hacía más clara. Trataba de mantenerme ocupada para no pensar en ti nunca, pero era simplemente imposible.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Y es probable que te sorprenda saber todo esto, pues a la vista me veía tan fuerte y realizada, que creíste que podía dejarte ir, que podía olvidarte. Pero la verdad no era esa.

4

 

A veces hay personas que nos marcan y que simplemente no se pueden borrar. A veces hay verdades quemarcaron un antes y un después y que ahora mejoran las cosas, aunque se necesiten guardar.

Esta es mi verdad, a pesar de todo hoy puedo levantarme y sonreír. Puedo verte sonreír aquí a mi lado, después de superar todo. Puedo alzar la mirada y seguir adelante, guardando lo que en ese momento sentí, porque son situaciones que me formaron para ser quien soy ahora. Porque es todo lo que nunca te dije.

Y aquí está.

 

Fuente: Por Andrea Araya Moya